miércoles, 7 de diciembre de 2011

CREENCIAS POPULARES

superstition Pictures, Images and Photos

Hace un tiempo salí a almorzar con unos amigos. Para la ocasión me vestí de manera casual, sustituyendo mi inseparable bolso por mi porta espejuelos donde introduje dinero para sufragar mis gastos. Cuando llegamos al restaurante nos atendió un joven bizco, muy simpático. Al darme cuenta de su estrabismo, en voz baja dije,-"zafa" y cruce los dedos. Acto reflejo, me sentí culpable por pecar de supersticiosa. Vinieron a mi mente las creencias de mi abuela y de mi madre. Cuando era niña en más de una ocasión comentaban que la mala suerte aludida a los bizcos se debía a que éstos podían ver a traves de las personas y conocer sus pensamientos y que de su mirada extraviada se trastornaba la suerte de una persona. Para contrarestar la mala suerte había que decir "zafa" (del verbo zafar, deshacer), cruzar los dedos o escupir tres veces. 
No hice comentario alguno a mis amigos sobre mis pensamientos, entre risas y carcajadas disfrutamos la cena. Luego, de regreso en a mi casa me dí cuenta de que había olvidado el porta espejuelos sobre la mesa en el restaurante, pero, ya era muy tarde para regresar a buscarlo. Al día siguiente, regresé al restaurante y explique al supervisor lo ocurrido. Me dijo que el camarero que nos había atendido la noche anterior tenía el dia libre y que él no había reportado haber encontrado el porta espejuelos con dinero dentro. Otra vez vino a mi mente lo del trastueque de la suerte y los bizcos.   Al principio me sentí muy mal por haber perdido mis espejuelos y el dinero, pero, después de un rato,  me reí a carcajadas y me acordé de muchas otras supersticiones que estoy segura ustedes también han escuchado.


Cruzar los dedos - para evitar peligro y alejar influencias maléficas
Escupir 3 veces- buena suerte
Levantarse con el pié derecho- para que el día no se tuerza
Romper un espejo- siete años de mala suerte
La sal- aleja los malos espiritus
Barrer de noche- trae mala suerte
Colgar herradura detras de una puerta- buena suerte
Encender 3 cigarillos con el mismo fosforo- buena suerte
Apagar las velas de un soplo-buena suerte
Un trebol de 4 hojas- buena suerte
Tocar madera- Cuando algo es bueno tocar madera para que perdure la dicha
Si sientes escozor en la mano derecha- vas a recibir dinero
Si sientes escozor en la mano izquerda- vas a perder dinero
Para alejar a un visitante- poner 3 granos de sal detras de la puerta o un palo de escoba
Clavar un pedazo de pan en la pared- para que nunca falte comida en el hogar
Comer lentejas todos los lunes- para que haya bonanza económica en el hogar
Bañarse en la primera lluvia del mes de mayo- para la buena suerte
Caminar debajo de una escalera- mala suerte
Abrir una sombrilla dentro de la casa- mala suerte
Poner sombrero sobre la cama- mala suerte
Ponerse los zapatos al reves- mala suerte
Sentir zumbido de oídos- buena suerte
Darse en el codo-trae dinero, buena suerte
Ver una mariposa negra- mala suerte, enfermedad
Que una ave te ensucie- dinero, y suerte
Ver un gato negro que se te cruza en el camino- mala suerte
Los martes y viernes 13- mala suerte

Un llavero con la pata de conejeo- Bueno suerte

21 comentarios:

  1. Bueno.......Estamos llenos de superticiones, de creencias absurdas. Son como un atabismo que nos persigue a donde quiera que estemos.
    Hasta los que dicen no creer, creen.Es mas fuerte que nuestra voluntad.
    Una curiosodad. En Montreal,en la mayoria de edificios, no se cuenta el piso trece. Existe el primer piso que es el segundo y el primero es llamado RCHC,asi que si cuentas al llegar al trece en realidad estas en el doce.
    Claro que ahoira ya se construyen con la numeracion correcta, pero...............Siempre queda el miedo.

    ResponderEliminar
  2. increíble, pero ocurre en casi, casi, la totalidad de la gente
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Anda pues si que sabes dichos de supersticiones, yo en realidad no les presto demasiada atención, pero si es cierto que si en algún momento recuerdo alguna evito tentar suerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Iguales o muy parecidas a las que citas, las estoy oyendo desde pequeña.
    Pensamos que no nos influyen y no es cierto.
    En mayor o menor medida, están presentes y si podemos, las evitamos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. No creo en las supersticiones, aunque anidan en nuestra mente desde tiempos ancestrales, como ejemplo del mundo mágico en que vivía el ser humano en el pasado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Muchos decimos que no creemos en los dichos populares pero si se te pasa un gato negro por delante...lagarto, lagarto.
    Se dio el caso de que un día el famoso torero Curro Romero, al ir hacia la plaza de toros, se le cruzó un gato negro y se marchó a su casa, ese día no toreó. Por más que le hicieron los cargos y amenazar con una multa, Curro dijo que no, y no toreo, con el consiguiente cabreo de los aficionados.
    Como sabrás, creo que en España batimos el record de los supersticiosos.
    Un beso.
    Mª Ángeles

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Un relato entretenido.
    tienes tus razones, las supersticiones nos han acompañado siempre en nuestro andar y aun siguen con nosotros a pesar de todo.

    Saludos de J.M. Ojeda
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Tengo estrabismo, y desde pequeña los adultos se divertían con eso. En fin, he crecido y agradezco a Dios por enseñarme a aceptarme como soy, y disfrutar mi "belleza natural" (así la definía mi padre).
    En cuanto a los mitos, hay tantos!! Solo puedo decir que "La suerte es la peor excusa de los fracasados"
    ¡Buen día feliz!

    ResponderEliminar
  9. Pues traté de hacerte caso
    En el mismo orden y “te cuento” todo mál:
    Cruce fuerte los dedos, pero no pude teclear. Escupí tres veces y después tuve que limpiar el monitor. Lo del pié no me acuerdo. Romper un espejo jamás. La sal se me vuelca siempre en la mesa. Barrer de noche en casa es lo más normal (En serio). Herraduras no encuentro. He dejado de fumar. Ya no hay velas para soplar a no ser de cumpleaños. De tréboles de cuatro hojas ni hablar. Toco madera cuando pasan los cortejos fúnebres, eso sí. Si me pica la mano me fijo cual, si es la derecha guardo al bolsillo. Probé lo del palo y tropecé con él. Lo del pan me falta probar. Las lentejas una vez por mes. Primera lluvia de Mayo habrá que esperar. Caminar debajo de una escalera, ni loco. El paraguas si , si no lo abro dentro de casa ¿Cómo se seca?. Sombrero no uso. No me zumban los oídos. Nada con los codos. Mariposa negras ni las veo. Que me ensucie un ave ¡Joder!. Gatos si se cruzan y los martes y viernes 13 no salgo de casa. El llavero ya hace mucho que lo tengo. Y todo mal. Me va desconsoladamente mal. ¿Será porque soy bizco?

    Shikova

    ResponderEliminar
  10. No escuche tantas como señales, un gato negro, la sal derramada, el espejo roto, tocar madera y poco más. Pero no creo en ello para nada. Ni en la mala, ni en la buena. Yo lo llamo "Casualidad"
    Cuando nací le dijeron a mi madre que no viviría mucho porque era muy guapa. Sigo viva y tampoc hat¡y que echar cohetes, soy normalita-:)
    Bss

    ResponderEliminar
  11. hola Marylin,
    pero qué simpático está este post. Pero todavía no entiendo lo de ver un bizco. Hoy precisamente cuando estaba en la calle me he tropezado con una muchacha que es bizca. Qué significa esto? Vuelvo de nuevo para buscar la respuesta, vale?

    he leido también por ahí que ponerse la ropa interior es para evitar las malas influencias o envidias.

    Vivir con supersticiones! No me lo permito, me volvería loca..jaja

    un abrazo^^

    ResponderEliminar
  12. jijiji! Me alegro te hayas entretenido con esta entrada. Este relato es auténtico me paso hace un tiempo atras. Es cruel pensar asi de las personas bizcas que no tienen culpa de haber nacido con estrabismo,
    Lo que scuede es que desde la antiguedad se creaia que exisitan personas con poderes maléficos en la mirada; incluso,aunque sea de forma inconsciente pueden hacr daño si clavan sus ojos en algo. Mi abuela y mi mama creian en eso. Mi mama, una vez vio a un biszco y cruzo los dedos diciendo "zafa" y escupio tres veces. No se si realmente creia que los bizcos traen mal suerte o lo hizo de broma. Pero se ve que en el subconsciente lo cree.
    Me faltaron una lista grande de creencias populares, las comentare en otra entrada. Es interesante ver como se forma los grandes paradigmas.


    Merry Kisimusi!!

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Al final las supersticiones no son mas que explicaciones que se inventaban cuando no se tenia la respuesta, sin base cientifica por supuesto jajaja asi que fue mera coincidencia...sin mas...yo en un año rompi 5 espejos..haz cuentas..y oye tan feliz que vivo!!!

    ResponderEliminar
  15. Los seres humanos convivimos con las supersticiones desde tiempos ancestrales...
    Y aunque yo en particular, no le de mucha importancia a la creencia en la "buena o mala suerte" que supuestamente producen ciertas situaciones, no te voy a negar que no paso debajo de una escalera ni que me paguen... jejeje!!
    Besos para vos, Marilyn!
    Lau.

    ResponderEliminar
  16. Para Marilyn Recio:
    Mis saludos fraternos, estimada colega y compatriota. Me fascinó mucho esta entrada tan sui generis, amiga, pues me entretuve mucho y leyéndola me remonte a rememorar todas las risibles supersticiones que aún pululan en mi país...
    Abrazos tiernos, amiga Marilyn.
    ¡¡¡SAWABONA!!!

    ResponderEliminar
  17. si fueses bizco verías la gracia que hace oír carcajadas a tu alrededor, o que se rían de tí en tu cara, menuda gracia te haría esa superstición... es increíble la gente que se ría de los defectos de los demás... yo alucino...

    ResponderEliminar
  18. nesecito istorias de creencias

    ResponderEliminar
  19. Se dice que si tienes un lagartijo en casa significa.. una mujer embarazada sera eso cierto??

    ResponderEliminar
  20. Y no creemos... pero finalmente terminamos haciendo todos esos rituales, no vaya a ser que.... Jajaja!
    Besos.

    ResponderEliminar