viernes, 4 de mayo de 2012

EL SILBIDO

The driveway at night.... scary! Pictures, Images and Photos

¿Quieres saber la verdad? ¿Lo que realmente sucedió aquella noche?  Si es así........ escucha atentamente..................
Eladio se encontraba profundamente dormido cuando escuchó un grito desgarrador en medio de la noche.  Dió un sobresalto, y tratando de descifrar de dónde venía, se incorporó de la cama con el corazón queriéndosele salir del pecho y respirando agitadamente. Se pasó una mano sobre la frente, estaba sudando copiosamente. ¿Quién será? ¿Lo habré soñado? se preguntó.  Ni bien dicho esto escuchó un silbido.  Permaneció como petrificado, inmovil.....volvió a escuchar el silbido, pero esta vez, sonaba lejos...... De repente un silencio.................. Luego el silbido.   Entonces le vino a la memoria la leyenda de "El Silbón", un alma en pena que mata a los hombres.  Recorre los llanos con un silbido que estremece al más pintado, confunde, pues cuando se escucha cerca es por que está lejos y viceversa. Empezó a temblar.....el grito aterrador que había escuchado era el suyo propio, una premonición de muerte.  Escuchó el silbido otra vez, ..pero era ya demasiado tarde.  La noticia corrió de boca en boca, como viento frío que barre la llanura: "Encuentran cadaver de hombre en una choza, responde al nombre de Eladio.






15 comentarios:

  1. Marilyn:
    Es un mito muy arraigado en el norte argentino.
    Por caso, el personal de la planta compresora de gas ubicada en el monte, a veinte kilómetros de la localidad de Recreo, en Santiago del Estero, siempre refería que escuchaban ese silbido cuando debían aventurarse de noche por las instalaciones de la citada planta.
    Saludos aterradores.

    ResponderEliminar
  2. guau, me has dejado todos los pelos de punta con este relato.
    por aquí me quedo para leer tus cuentos y leyendas.

    ResponderEliminar
  3. Que miedo ! No quiero escuchar ese silbido, ni cerca ni lejos, jajaja.
    Besitos Marilyn :)

    ResponderEliminar
  4. Ya la foto no presagiaba nada bueno, pero el final es sobrecogedor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Me hiciste acordar de cuando era niño y escuchaba silbar a la gente. Hoy la gente casi no silba. igualmente me escamaste la piel con el relato. Nunca imaginé que de hablar de un silbido me haría sentir así y sabes que creo que en algunos pueblos del interior de mi país ante un relato así porfiarían de que es verdad.

    Gracias por tu linda amistad

    ResponderEliminar
  6. una historia urbana, tal como la de Juan de la Noche
    muy buena
    saludos

    ResponderEliminar
  7. ... pues así es, la muerte aparece de pronto sin avisar, y se acabó... como mucho, algunas veces amaga el aviso, pero por lo general no solemos darnos por aludidos, y siempre, ella termina no solo triunfando, sino además, cogiendonos de improviso

    Mil besitos gordotes

    ResponderEliminar
  8. Hola Marilyn!


    Me río porque a estas horas en España es de noche y con este relatito una se pone con la mosca detás de la oreja jejeje...

    -Yo me acuerdo de niña que nos encantaba contar cosas macabras y depués no podiamos apagar la luz de los sobresaltos que teniamos...cosas de la edad.

    Es...un relato premonitorio.Cada vez que alguien "silve"...(...).

    Es un placer pasar por tu blog para disfrutar con estos relatos!

    Un fuerte abrazo:)

    ResponderEliminar
  9. ...acabo de leer el trocito de Sayonara...Me encanta y espero porder concluirlo...

    Un abrazo nos leemos

    ResponderEliminar
  10. Se me han puesto los pelos de punta... muy bueno Marilyn!

    ResponderEliminar
  11. Guau, muy bueno.

    Saludos,
    Francisco M.

    ResponderEliminar
  12. Vine a decirte que por ser tan fiel seguidora...
    tan buena amiga...
    Tan excelente persona...
    Quiero compartir mi premio contigo también porque eres artífice de mi crecimiento.

    Muchas gracias Marilyn. Siento un gran calor en mi corazón de saber que siempre estás.

    Te quiero un montón

    ResponderEliminar
  13. Yo escucho a diario un silbido con una melodía, viene de lejos, cuando estoy con mis amigos empiezan a silbar y yo les pregunto si ellos lo escuchan, ellos me dicen que no, donde estoy hay muchos cerros, tal vez sea un alma en pena.

    ResponderEliminar