miércoles, 1 de agosto de 2012

LA ULTIMA CENA

last supper da vinci Pictures, Images and Photos

El apartamento No. 603 llevaba muchos meses vacio. Su propietario, hombre bueno y religioso, había fallecido. Sin embargo, los vecinos se quejaban de que a distintas horas de la noche se escuchaban voces de personas conversando.  "Que cosa tan extraña!" Comentaban asustados. De ahí empezaron a hacer conjeturas tan descabelladas como que escuchaban claramente a comensales chocando copas y el click-clack de cuchillos y tenedores. Otros afirmaban haber visto 13 hombres con vestimentas muy extrañas entrar al departamento a las 7:00pm. y luego empezaba, lo que parecía, segun ellos, una celebración. Depués de un tiempo los rumores llegaron a oídos del dueño del edificio quien decidió verificar los comentarios.  Intrigado y asustado se dirigío al departamento y verificando que era el No. 603 sacó la llave maestra y abrió la puerta.  Echó un vistazo hacia dentro. Todo estaba vacio y oscuro.  Sin dejar de mirar hacia la oscuridad, tanteándo con la mano, buscó el interruptor de la luz. Al iluminar el salón, comprobo que efectivamente el departamento estaba vacio. Pero al rodar la mirada hacia la izquierda, en la pared del comedor, colgaba un enorme cuadro de "La Ultima Cena". Se acercó a contemplarlo, al hacerlo, le vino a la memoria algo que su abuela siempre repetía, "En la casa dónde hay colgado un cuadro de "La Ultima Cena", los ladrones  no entran. Cada vez que intenten hacerlo, se revivirá  la cena celebrada por Cristo y sus discípulos, y los ladrones se retirarán asustados creyendo que la casa está habitada". Se quedó un rato pensando; ¿Serían ciertos los rumores de los vecinos? O acaso, tendría razón su abuela?  Descolgo el cuadro y se lo llevo a su casa. Desde ese día los vecinos dejaron de escuchar ruidos en el apartamento No. 603.  



15 comentarios:

  1. Interesante...
    Será cuestión de poner el cuadrito en casa y quitar la alarma...
    Un abrazo seguro( o dos).

    ResponderEliminar
  2. PUÉS ES BUENA IDÉA CUANDO UNA SE AUSENTE PARA UN TIEMPITO PONER UN CUADRO DE LA ÚLTIMA CENA.

    -ESTO ES COMO LA MITOLOGÍA QUE FUNCIONÓ PARA UNOS PUEBLOS Y PARA OTROS LA BIBLIA AUN SIENDO LO MÍSMO.

    MUY INTERESANTE!

    UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  3. Me impactó el relato muy bien logrado. Es un gusto leerte wapa.

    Para mi el cuadro de la "Última cena" tiene un significado muy especial y muy profundo y no es comparado con ningún mito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Es esa hora indeterminada, entre la medianoche y el amanecer. Es cuando lo que nos rodea respira y vuelve a la vida, mientras nosotros cruzamos la frontera entre la vigilia y el sueño.

    Buenas noches.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me dejas sorprendida, tienes mucha imaginación, espero nunca la pierdas niña.

    Besos Marilyn

    ResponderEliminar
  6. Esto quiere decir que los vecinos han querido entrar a ese apartamento y los ruidos no los han dejado?
    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Ya veo, Marilyn, el por qué de ese esqueleto que nos persigue. Eres aficionada a los ambientes misteriosos y a los fenómenos inexplicables. Bueno, si todo se solucionó quitando el cuadro...
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  8. "La última cena" tantos misterios envuelven a ese cuadro... tantos mitos... Este es uno de ellos.
    Muy bueno, como siempre!
    Un abrazo Marilyn :)

    ResponderEliminar
  9. Que bien logrado tu relato, felicidades! Eres gran escritora.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  10. Marilyn:
    Muy buena historia, la llevas muy bien hasta el final abierto.
    Te faltó decir que ese pobre señor, dueño del edificio, ya no puede dormir. todo por culpa de las charlas y el golpeteo de copas y platos que provienen del comedor de su casa, espacio donde colgó el bendito cuadro.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Interesante relato Marilyn.
    Quiero un cuadro de esos para que cuide mi casa


    Besitos y Hakuna Matata

    ResponderEliminar
  12. hola Marilyn,
    esta historia me gustó mucho, ya que tiene que ver también con la fe, la de en Dios, la fe constante que él te protege.
    Asi como dice el salmo:
    Yo lo invocaré y Èl me responderá.
    Él estará conmigo en la angustia.


    un abrazo^^

    ResponderEliminar
  13. .. Es cuestión de fe... No solo por este medio he escuchado lo que sucede con el cuadro... Siempre lo he sabido de otras fuentes. Y solo se escuchan los ruidos cuando los amigos de lo ajeno pretenden
    entrar al lugar. Si no crees no te burles... Solo
    nos están compartiendo una historia. De eso se trata esto.

    ResponderEliminar
  14. Es cuestion de fe, yo creo en todo esto

    ResponderEliminar
  15. Es cuestion de fe, yo creo en todo esto

    ResponderEliminar