lunes, 27 de mayo de 2013

CARCAJADAS



Desperté con dolor en la panza, como si hubiera hecho un montón de abdominales. Me quedé acostada, pensativa, tratándo de recordar qué ejercicio fuera de lo normal había hecho, o qué había soñado la noche anterior para estar así. Ni bien me  incorporé de la cama cuando unas palabras retumbaron fuertemente en mi mente. "CUANDO VAYAS A COMPRAR CARNE, NO COMPRES DE AQUI, NI DE AQUI, NI DE AQUI". Súbitamente visualice el filo de una mano, que simulando trozar mi brazo extendido, llegó a mi axila haciéndome cosquillas y gritando dijo "¡SOLO DE AQUI! ¡SOLO DE AQUI!"

Este es un muy juego popular : Se le pide al niño que extienda el brazo y con el filo de la mano se simula cortar carne diciendo "cuando vayas a comprar carne, no compres de aquí, ni de aquí, ni de aquí, y cuando llega a la axila le hace cosquillas diciendo "solo de aquí"

martes, 21 de mayo de 2013

UN ATAQUE FANTASMA




Una legión de fantasmas, aparentemente enojados porque escribo sobre sus apariciones, han atacado a este blog. Se hacen presentes con comentarios en otros idiomas tanto en entradas antiguas como en las más recientes. Es por ello que he tenido que poner el CAPTCHA ( anti-spam) que tan molesto resulta para la mayoría de mis seguidores. Si alguno de ustedes me pudiera sugerir otra forma de verificación de  firma favor hacermelo saber.

miércoles, 15 de mayo de 2013

PRESENCIA





La veía andar por la casa en penumbra y la notaba triste, abatida y con un aspecto inusualmente descuidado. Hacía varios días que sus hijos se habían ido y se había quedado definitivamante sola. Le prometieron volver - pensó - pero ellos tenían sus vida, sus familias, sus trabajos - los disculpó enseguida.
Estaba sentada ante el espejo del tocador cuando sintió un ruido a su espalda, se dio la vuelta y vio en el suelo el portarretratos en el que estaban las fotografías de sus tres hijos. Casi con vergüenza por su ocurrencia, dijo en un susurro:
- ¿Estás aquí?
El cuadro con su fotografía de recién casados se giró en la pared hasta quedar colgado por una de sus esquinas.
Las lágrimas desbordaron sus ojos al mismo tiempo que en su cara se dibujaba una gran sonrisa.
- Espero que aprendas pronto a comunicarte mejor - dijo en voz alta - o arruinarás nuestra casa.

Avelino Vallina

martes, 7 de mayo de 2013

EL PIANISTA































Cada día, al pasar por allí, me quedaba mirando esas ventanas. A veces creía ver la sombra de alguien tras las cortinas...o sentía el peso de una mirada. Cada día aquella casa al mirar, parecia mas fria....
La zona era poco transitada y una farola apenas iluminaba la calle. Sólo se escuchaba el ritmo de mis zapatos al pisotear los adoquines. Era tanta la grima y la ansiedad que me causaba pasar por esta casa que usualmente tarareaba una canción para animarme. Una noche de repente, y de la nada, unas notas de piano rompieron el silencio de la noche. No sé si fue casualidad, pero era la misma melodía que yo entonaba. ¡Me morí de miedo! Una fuerza extraña hizo que me detuviera delante de la casa. Al mirarla pude observar la desolación y el descuido que la fachada principal reflejaba. Solo un rosal de color rojo encendido florecía en todo su esplendor emanando un aroma cautivante.  Levanté la cabeza y rastree con todos mis sentidos mi alrededor. No vi a nadie. Reanudé el paso y no bien puse el pie en el suelo el piano empezó a tocar. Las estridentes notas musicales se escuchaban por toda la calle. Apresuré el paso para salir de allí cuanto antes.
Tan pronto llegué a mi casa prendí el ordenador y navegando encontré que, a pesar de que la casa ha estado desocupada desde hace muchos años, varias personas habían reportado qué en múltiples ocasiones vieron a un joven detrás de los cristales de la casa, y otros aseguran haberlo visto cortando rosas en el jardín. Los que han escuchado el piano sostienen que la melodía cambia, y se adecúa a la preferida de quien la escucha.
Según la leyenda la casa fue propiedad de un comerciante viudo, adinerado, cuyo hijo único, Iván era un virtuoso del piano. Iván, igual que su madre, murió muy joven a consecuencia de una extraña enfermedad. Desde su muerte su padre trató infructuosamente de vender la casa, abandonándola para siempre.













miércoles, 1 de mayo de 2013

NOCHE DE TERROR





Ahogaba sus gimoteos en la almohada y, ciñendo las rodillas contra su pecho, se acurrucaba temeroso de la oscuridad. La luz se encendió de pronto, exponiendo así su indefensión. Se incorporó en la cama para observar el cuarto en el que se hallaba encerrado. La austera decoración no ocultaba el estado decadente de las paredes. Las manchas de humedad esbozaban extrañas figuras que parecían tener vida propia. Recreándose en sus miedos, las sombras emergieron de la pintura agrietada y apagaron la luz.

Sara Lew